“NO HAY CAMINO PARA LA PAZ, LA PAZ ES EL CAMINO”.

Mahatma Gandhi
________________________________________________________________________

lunes, 20 de octubre de 2014

NOS HICIMOS AIRE... PARA HABITAR “TIERRA, ALMA Y SOCIEDAD”



Aun emocionados, con los ojos chispeantes de húmeda alegría,  firma notarial de lo mucho y bien compartido con otras Almas afines.

Con estas letras, gesto pequeño pero muy sentido a modo de correspondencia a la organización del evento, la buena gente de “Gaia y Sofia”, Lidia, Sebastian, etc., familiares y amigos, al reencuentro de los “3 Sentidos” con  “Tierra, Alma y Sociedad”, a todos los que estabais física y/o energéticamente en el lugar, espacio y tiempo que contuvo el múltiple regalo de escuchar con deleite a Satish Kumar, Ignacio Abella y Gustavo Dush.

Las palabras se contienen por respeto a la Alta Consciencia reunida, sembrando flores en el aire, caricias para los sentidos… todo estaba colocándose en su sitio, sin esfuerzo, fluyendo como también el aire lo hace, aprovechando los huecos, los supuestos vacíos, que no existen, ahora ya sabemos,  por fin lo rubrica la ciencia con su Teoría Cuántica. Mas se realizará el atrevimiento emulando a los valientes que al final de la jornada, micrófono en mano de “El Bosque Habitado”,  compartieron sus memorias íntimas y personalísimas de huellas imborrables, emotivas vivencias y experiencias en la naturaleza, compromisos heredados  con los árboles, que son, el aire materializado en robustas antenas de energía.

Escuchamos, vimos y degustamos delicias realizadas por el Ser Humano Crecido, sencillo y cercano como sólo los grandes saben ser, presentes en los actos del vivir, amorosos en el silencio compartido, cómplices en la mirada franca y profunda que se cuela hasta el infinito interno, tocando cual barita mágica, la esencia misma de la comunión entre Almas.

La intención de este gesto es de agradecimiento, Al Espacio “La Ventuca”, por tan generosa coparticipación de su buen hacer y previsión de servicios, como representante de la Tierra. A los Ponentes por tan alta calidad de Activismo Positivo, a los simpáticos responsables  de la traducción simultánea, por sus amables, exquisitas y artísticas Oratorias, en representación del Alma Común y a la respuesta humana participativa como Sociedad Consciente de Ser. A todos en conjunto por materializar la maravillosa muestra de una nueva realidad en Pie de Paz.

Gracias a Ian por  compartir su existencia angelical con los Hijos de la Tierra y a los artistas del pincel, la artesanía, la palabra y la intención hechas caricias.






lunes, 6 de octubre de 2014

HECHOS DE MAR


Al posar tus pasos en la arena, una terapia múltiple se pone en funcionamiento. Un cielo increíblemente azul, sobre la superficie del mar que lo refleja, dona la intensidad de sus profundidades emergiendo a la superficie la extensión de sus brazos queriendo atraer al adorado cielo, siempre juntos, siempre sutilmente definidos, esto si es verano y luce el sol en las alturas cósmicas; en invierno, el paisaje se transforma en una fusión de azules intensos y grises tormentosos, furiosos al encuentro apasionado de su espejo terreno.

En estas latitudes últimamente el verano perezoso se ha instalado más que de costumbre, dándole un respiro al relevo del otoño y, mientras uno asoma tímido su tez de mil colores en las copas de los árboles, el otro se enseñorea complaciente a la luz de mis ojos que también se resisten a esta despedida, he disfrutado de la prorroga como nunca antes, me he deleitado con el agua lamiendo la orilla dulce y calmada. Los brillos oblicuos del sol han craquelado la superficie del agua sobre la arena, mostrándome en inaprensibles instantes, los pedazos de cielo a modo de perfecto rompecabezas.

Las olas del mar tienen un ritmo tan cadencioso que se te meten en lo profundo de la materia revelando al pecho como excelente resonador de océanos inmensos, éstos pugnan por dejar aflorar sus aguas más ignotas a la superficie, a la luz, a la propia comprensión de uno mismo, con el mar, el cielo, el sol, el Todo.

 De nuevo se me ha colado dentro la sal del mar, no me había dado cuenta cuánto la echaba de menos. Eso pasa por estar en otras cosas y no dedicarse al gusto, a la complacencia del alma. Cuando respiras la sal, el yodo del mar, te sanas, limpias la mente, la emoción, el físico, de tantos líos que nos quieren hacer creer que son importantísimos. Necesitamos el mar para regresar a la casa interior de la que surgimos.

Hoy he vuelto a la orilla y el paisaje veraniego se ha despedido de mí, cariñosamente firme, me ha dicho alto y claro: vas a tener que replantearte el atuendo de fuera y de dentro, vamos a comenzar la transformación estacional de los mil tonos de gris, azul y cobalto. El agua rugía con cierto descaro, cercano, con un ímpetu de comedida amenaza me acompañaba paralelamente recordándome, estoy muy cerca y no debes perderme de vista. Mientras el cielo se iba tornando algo brujeril he divisado una lengua de mar que avanzaba rodeándome, limitándome el paso si osaba ir más allá de lo sensato. Creo haber comprendido, he de volver sobre mis pasos, si quiero salir de tal atrevimiento, indemne. Entonces se ha abierto un velado claro en el cielo sobre mi cabeza, la arena ha vuelto a brillar y la espuma blanca de las olas sonoras han tocado una marcha en nuestro común honor.


Somos libres, somos eternamente cómplices de la vida y su aventura, si nos prestamos la atención debida, nada nos ha de faltar.
            

martes, 15 de julio de 2014

TAREA HUMANA


A pesar de hacer un lapsus extenso en estas lides, el espíritu no ha estado inactivo, muy al contrario, mil eventos y asuntos multidimensionales han tenido lugar. De tal forma, que en este presente, quien escribe ha incorporado y transmutado ciertas limitaciones o deberes que existían precisamente para el entrenamiento necesario. Necesario para ayudarla a reaparecer con una frecuencia más alineada con los acontecimientos del Ahora Global y Cósmico. Es por esta razón, más la suma de la percepción sutil, que hoy nos encontramos en una tarea sensiblemente más elevada y a ella nos aplicamos a través de este nuevo escrito que pretende ser la asimilación superior y continuación del propósito de una vida que ya intuía desde muy temprana edad, la misión de trasmisión y ayuda al aprendizaje espiritual para y por una nueva humanidad.

Disculpad si las palabras pueden dar a entender cierta vanidad o ego, no es lo que parece en una primera y superficial deducción, sino la asimilación y responsabilidad de lo presentido e intuido desde siempre y a lo cual, aunque se trate de evadir, no es posible. La vida se las arregla para colocarnos en la situación propicia que nos ayudará a despertar en lo profundo de nuestro ser, lo demás se va alineando y manifestando, por lo que, es por los hechos que se nos debe considerar, no solamente por las palabras, éstas aún están sujetas a cierto nivel de confusión. La capacidad de ver más allá de lo aparente es un arte del espíritu.

En breve además de reaparecer con un mensaje más completo se irá trasmitiendo la frecuencia energética Índigo, a modo de ayuda y pincelada de acercamiento a dicha frecuencia. Todos los seres humanos necesitamos evolucionar y la frecuencia Índigo es nuestra próxima estación. Muchos de los que lean estas letras ya están en la intención de integrar esta frecuencia en sus vidas. Desde esta ventana virtual se asume a partir de este instante la responsabilidad de procurar a quien se sienta en cercanía a la sintonía Índigo, la facilidad y apoyo para lograrlo.

Para cerciorarse de que lo anteriormente expresado contiene dicha energía, simplemente concéntrate en leer con calma, acompañándolo de una serena respiración. Este consejo no contiene misterio alguno, se trata de facilitar que la energía Índigo proyectada a través del mensaje proporcione un medio gozoso de evolución.

Es posible que lleguen a este mensaje en algún estado de fatiga, desaliento emocional, ansiada búsqueda, sepan que de alguna manera ese estado y en cada caso, parece ser lo más apropiado para dejarles desarmados de justificaciones mentales, que les refuerza la resistencia a los cambios. Por otro lado, si al terminar de leer, percibe una mayor claridad interna, una relajación consciente y una elaboración de sentimientos que les reconfortan, sencillamente, quédense en esa dulce realidad interna y disfruten.

Todo existe para el Bien. Nos hemos sumado a la mejor tarea Humana.




viernes, 21 de febrero de 2014

CONSCIENCIA: UN HALO DE SILENCIO


En singulares ocasiones el ser humano se siente preñado de silencio, tal vez se debería  utilizar el plural, pues el silencio no es el mismo todo el tiempo. Existen los silencios de Paz, en los que reina una sensación tan placentera, que nada de lo que ocurre afuera te perturba, una paz  indestructible; es tan poderosa que te aporta la facultad de comprenderlo todo, ves el mundo desde un prisma paradójico, estas en él, pero al mismo tiempo las emociones son de un rango más elevado, estás a salvo. En esos días suele coincidir que el cielo está muy limpio, el aire trae aromas del bosque cercano, las nubes apenas navegan, si acaso, se mecen, los sonidos del mundo susurran un canto tan dulce y liviano que te da la impresión de tener alas, no tocas el suelo, sólo, eres.

Pero, no acaba ahí la cosa, también suceden más sutilidades, estando en esas se te abren compuertas internas, “sin queriendo”; por momentos te desdoblas y viajas a espacios no sujetos a tiempos ni límites físicos. Te encuentras con seres que no es necesario ver y, sin embargo,   percibes muy cercanos, tan reales; te explican cosas que hasta entonces podían haber formado parte de tus dudas existenciales, el universo, el espíritu…, de repente por ese instante de conexión, se hace una luz en tu interior  dejando una huella profunda, has comprendido, pasa a formar parte de tu nido interior, el universo y tú os pertenecéis mutuamente.

Parece que te aíslas y alejas del mundo, sin embargo, también te fundes en él con tal viveza que te sientes Uno con el Todo, es mucho más que explicarlo, es sentir que no existe otra forma posible de vivirse, simplemente el espíritu se hace cargo de ti. Lo más curioso es que estos encuentros con los planos más sutiles, se suelen dar, justo después de una crisis de sanación, esas que te rompen moldes, te hacen llorar de desesperación, como cuando los bebés están pasados de vueltas, sueño y hambre.

Gracias al cielo, siempre llega una voz amiga al rescate, más amiga de lo que se imagina, seres angelicales que te intuyen, incluso te esperan prestos para la tarea, nada puede impedirles realizar su compromiso con el orden. El conjunto del acontecimiento es encantador, tierno y entrañable.

Luego hay que sacar todo esto a la luz, al aquí y ahora entre mortales, para poder comprender el funcionamiento nuevo que nos llega de lejos y que nos resuena  en el pecho, es lo que toca, una nueva forma de convivir entre seres humanos. Ya no nos basta el código antiguo, se nos ha quedado corto. Se nos impone ampliar Consciencia, palabra tan grande y profunda  que abarcará de ahora en adelante nuestro  sentido de existir. Comprender y aceptar lo que es la consciencia, lo que nos trae y gracias al divino orden, también lo que se lleva.




jueves, 5 de diciembre de 2013

INVITACIÓN A LA VIDA



Aquí la Tierra, Gaia su espíritu sublimado, reclamando atención de mis humanos, huéspedes de excepción a la revolución natural a la que están llamados. No os diré nada nuevo, más sí os recordaré los hilos que nos unen, con pretensión de despertar más allá de vuestro saturado intelecto actual, al corazón que os late en el pecho y que guarda el tesoro de la vida y de su obra suprema.

Sois, estáis en este plano con el único propósito de transmutarlo, llegar a tomar pleno contacto conmigo y todas mis criaturas, incluidos vosotros mismos en esta dimensión física, concreta, material, que os ha de poner en más de un brete como enseñanza experimentada auténtica e inequívocamente. Recuerdos que vuestras células físicas contienen desde el origen de mi existencia, pues de ella habéis salido, hoy humanos, ayer piedras, más tarde río, árbol, bestia.

Nada escapa al gran orden del Cosmos, todo lo contiene, de todo se nutre, todo se aprovecha, nada se pierde. En la escuela se os enseña “la energía ni se crea ni se destruye, sólo…” Sí, está en vuestro ADN, la bella durmiente que recién comienza a salir de su largo letargo. Ya es el tiempo de despertar, poner en buen uso las herramientas internas que todos poseéis, valiosas, útiles, serviciales.

El trabajo es servir con Amor, con entrega y compasión. Más antes de poder daros a los otros, necesitáis amaros por lo que sois en este plano físico y aparentemente finito, limitado. Desde un plano superior de consciencia podéis asomaros a vuestro interior y comprobar de la  vulnerabilidad de la que estáis hechos, todos, todo. Al mismo tiempo que aprendéis a amar esa frágil ternura, la inocencia de la niñez, la limpieza de alma que os acompaña, podéis comprender la necesidad de religaros entre vosotros mismos para construir la Unidad Mayor, el Alma común que compartís con los Animales, los Elementos, el Sol, mi Ser.

Ya lo poseéis todo, este escrito no trata de una lección magistral, es, pretende ser, un estímulo, tal vez, El Estímulo. Es tiempo de acción, posible de mil formas y maneras. El Don del verbo es… una bendición que debería ser usado con tanta exquisitez como podáis brotar de vuestras entrañas. Sabed de su fuerza creadora, de la potencia amplísima que derrama cada vez que una intención y amor se ponen a sembrar el aire con sus dulces notas. Las palabras son decretos, más aun si las pronuncia un Ser Humano Consciente, y todo aquel que las recibe, aunque no posea el mismo sistema para percibirlas, las goza o las sufre. La flor sabe de tus intenciones, el árbol agradece emocionado tus abrazos, el animal que se sintoniza con el alma común que tú también posees, reconoce al animal superior que te sostiene en lo alto de la pirámide de evolución.

Todos sois, somos Uno, todos estamos conectados… vivir esto plenamente es el Paraíso, no está perdido, vive dentro de todos nosotros, tan solo hay que atreverse a experimentarlo, darle creatividad y credibilidad, pues el Poder está, vive en todos nosotros. Cree, crea, ya lo haces aunque no te des cuenta, ponle luz y brillará, asombra al Cosmos en tu despertar.

Estoy viviendo un nuevo ritmo, es el que toca por evolución natural, con él te arrastro pues eres célula de mi materia y te condiciono para ayudarte en la global supervivencia de este sistema Terrestre que compartimos. Deberías reconsiderar tu tamaño y naturaleza, conocer en qué te apoyas para vivir en mí y de mí. Desprenderme de tu especie sería como arrancarme una parte importantísima de mi ser más especializado. No es mi deseo ni intención, sin tu colaboración la evolución no será completa, como en otras ocasiones, o lo logramos unidos o sencillamente tendremos que esperar otra oportunidad cósmica. Para la cual tendremos que volver a entrenarnos arduamente.


El Estímulo que me anima, desea ser contagiado, expandido, compartido. Abre los ojos, despierta, mi humano.

viernes, 21 de diciembre de 2012

LUZ DE LUCES



Dulce ensueño de mil noches acuna a los espíritus latentes.
En breve el sonido de las esferas cantará de nuevo.
Une tu canto al mío.

Han de despertar los bellos durmientes que anhelan regresos.
Reconocer el brillo lejano de su estrella radiante.
Guía fiel para el viajero del tiempo.

Nada y todo, ha tenido lugar entre silencios, sólo esperar.
Iluminar el corazón de Gaia, es el propósito.
¿Nosotros?, simple aderezo.

Hoy nace la vida, a la VIDA.
Ríe, es el momento.



lunes, 21 de mayo de 2012

LA VIDA QUE SÍ ALCANZA


Puesto que ya es un grito evidente y reivindicado en alto y claro, si, la imaginación es la solución, aquella que fue una vez arrinconada y que ha sabido dormir en los brazos amorosos de los seres más sensibles, también los más intuitivos, seguros de que un día sería su tiempo y este ha llegado, es ahora, por derecho y necesidad. Está vertiéndose por la red, se expresa a raudales en los ánimos fogosos de los artistas, abanderados del porvenir, trazos gruesos en amago de cambios que son valederos de esperanzas.

Sí que alcanza, una vida nos alcanza a todos de distintos modos, para unos en forma de tiempo de alquiler en el que ir descontando deuda contraída hace eones, como donantes de estímulos transformados en acicates de los recién llegados a la fiesta carnavalera de estos tiempos, ¿tentarse la ropa a estas alturas, para qué? qué pantomima, no me digan que no se veía esto venir, tanta huida hacia adelante, sin reparar en cadáveres en la cuneta del progreso selectivo. Disculpen, no debería hablar así, porque esta es una ventana a la esperanza del mejoramiento, apelación afectiva a los mejores capitales humanos y, sin embargo, algunas veces temo caer en el tobogán de lo trivial sin pretenderlo, pero no por ignorado, sino por empeño de llamar a los corazones y capacidades aletargadas de los poderosos.


Mofa tremenda puesto que, los poderosos éramos nosotros hasta ayer, nos caemos ahora de este guindo abonado a fuerza de cambiar el paso cada vez que la molestia de la realidad global tocaba a nuestra puerta. ¿Qué pensarán los niños, padres, abuelos de zonas hambrientas y desatendidas del globo, desde dónde nos miraran, qué dolores preñan sus miradas que se desbordan en lágrimas de compasión, súplica y desespero? Y es que, a pesar de nuestras propias cuitas, seguimos siendo los ricos en comparación con ellos, pues ese es el mal más desgarrador del Mundo, lo hemos planteado y estructurado en base a la comparación, con la triste recompensa de sentirnos a salvo en la parte beneficiada de la diferencia. ¿Y así pretendemos continuar, ahora Grecia, luego… aquel, tú, yo?

¿A qué espera el poder imaginativo del mundo... es lícito mayor deterioro, esperaremos a no tener margen de maniobrar para restablecer con justicia auténtica tanta desafección de nuestro verdadero ser, tenemos derecho ético a salvar nuestras posaderas a costa de seguir creando diferencias, cuánto hemos aprendido de la contienda, hemos crecido algo en este trance, es nuestro motor vital una maquinaria que engrasamos con la sangre de la humanidad, de los animales que comparten con nosotros este nuestro hogar global que es el mayor tesoro de esta parte del cosmos conocida, pero que nos pasa, es que estamos ciegos, tontos, o peor aun, somos malos y sin remedio?.

No sé ustedes, pero yo, me revelo hasta la médula de seguirles el juego a los de un arriba que cada vez es más vergonzante, y ya hace mucho que no tienen razón de ser, a las pruebas me remito. Yo me apeo, que lo paren, porque no va a ningún sitio que yo quiera ir, desde la humildad de este pequeño ventanal al mundo de la información en red, por favor, jóvenes de naturaleza noble, todo ser sensible que aun pueda rescatar parte de la dignidad humana con la que todos fuimos regalados al nacer en este mundo, pongan en marcha toda su fuerza interior, toda la imaginación y creatividad que puedan reunir y tomen el poder de las riendas de sus vidas, replanteen alternativas en sus casas, en sus corazones en sus familiares y amigos, no se callen, no se hagan correligionarios de tanta falta de fe en nosotros mismos, es una traición al género humano que no nos podemos permitir y además no vinimos aquí para eso, es tiempo de alzar las voces y no dejarlas caer. Pídanlo todo y bueno por derecho de nacimiento, por nosotros y por los que ya no tienen fuerzas para hacerlo pero que nos lo reclaman en el brillo de sus miradas, en los gestos de sus rostros, en sus cuerpos desnutridos BASTA, IMAGINACIÓN YO TE RECLAMO, MANIFIÉSTATE Y BRILLA EN ACCIÓN DEL AHORA CON LA FUERZA DE UNA NUEVA ESTRELLA, PORQUE LA VIDA SÍ ALCANZA PARA HACER LAS COSAS BIEN.

             

lunes, 16 de abril de 2012

EL ALMA DEL ELEFANTE



Cuando era muy pequeña tenía una sensación de impertenencia a la tierra que me hacía mirar a todos lados con una curiosidad hambrienta, quería entender, lo necesitaba tanto como el aire que respiraba. Las voces que se erguían a mi alrededor, de adultos, que trataban de sosegarme y apaciguar una angustia que tenía forma de huida, según decían; eres demasiado imaginativa, ya crecerás y cuando toques tierra verás que todo es mucho mas fácil y lo que hoy parecen problemas irremediables o inmensos se irán haciendo cada vez más pequeños ante tus ojos. Verás que tus capacidades de humano, ser privilegiado de la creación, hecho a imagen y semejanza de Dios, que es un padre generoso, benévolo, amoroso que cuida y protege a todas sus criaturas…

Lloré mucho, algunos dicen que de hipersensibilidad, otros introdujeron en mi mente el concepto compasión, sonaba a lejano,  de otros lugares del globo y nosotros por aquí, por el mundo civilizado aun no teníamos suficientemente integrado…

Cuántas veces, imaginé mis pequeñas alas de mariposa azul con flecos plateados haciendo esfuerzos titánicos por desplegarse plenamente para alzar el vuelo y llevarme a mundos diferentes, más… buenos, pero no lo conseguía, algo me lo impedía ya desde bien temprano, un brote de sensatez y realidad que se me iba colando por las fisuras de la inocencia de la niñez, decían que ya daba signos de estar creciendo y que sobre todo se me notaba en la adquisición de ciertas responsabilidades que empezaba a asumir, como por ejemplo, fregar los platos…

Quise irme, desde que recuerdo,  aunque aprendí a exteriorizar cierto grado de complacencia con el medio, no me sentía, ni de aquí, ni ser humano, ni nada importante que tuviera un sentido en este plano. Trataba de imitar conductas que eran bien aceptadas y reconocidas como normales, mientras, intra realidades tejía la mía propia, la de quien va haciendo pruebas de ensayo, acierto, error. Siempre se me escapaba por alguna rincón imprevisto algún signo pequeñito de lo que brillaba en el fondo de mi Ser, una rebeldía a lo establecido, a la norma, a lo que no encontraba ni el sentido que le proferían, ni la sensatez, ni la responsabilidad, ni nada de nada, bueno, no es del todo cierto, si le encontraba algo, incoherencia manifiesta, doblez, tapadera, falta de claridad, doble rasero, deshonestidad, falta de elegancia, la incorrección que pretendía tratar de evitar se le escapaba al sistema, a la educación, a la distancia de la esencia por todas partes y al parecer los ojos de los adultos no lo apreciaban, mientras para un ser que quería comprender mas allá de lo evidente trataba desesperadamente de hacer encajar dentro y fuera de sí mismo… sin éxito.

Se han escuchado improperios de todo tipo y color, que no vale la pena reproducir y que quien lea estas letras sabe de sobra a lo que me refiero. Pero hoy, todo descabalga y pone pie a tierra sin más demora, porque ya no es uno el que decide sus avatares, son estos los que se nos imponen por ley superior, de ningún modo humana, que ya ha demostrado sus crasos errores. Es la vida, sometiéndonos a todos a gran revisión por fuera, a la vista de los demás, haciendo de este ejercicio la mayor oportunidad para aplicarnos por dentro, claro, el lugar sagrado, aquel espacio íntimo, solitario, del yo con el yo mismo, donde no hay diferencias, jerarquías, intereses de otro tipo que no sea el autentico aprendizaje de esta aventura de vivir que en tantas ocasiones, todas, tratamos de exponer y expandir.

Le agradecemos a todo aquel que con sus ejemplos de vida, correctos o no, nos brindan la oportunidad de ver en el exterior la equivocación para a continuación reunir el valor personal de hacer lo propio en nuestra existencia.

Gracias, entre muchas, porque puedo volver a permitirme el lujo de ser todo lo que quiero en cada ocasión, porque la norma impuesta, no es la única manera de estar, de ser, de vivirse, porque han dejado libre al ave, al reptil, al paquidermo… que nos habita el alma global, porque hoy estamos más cerca que nunca de darnos cuenta, que somos todos UNO, señores de un mundo que inocentemente nos reclama que está a nuestro cuidado y que justamente la relación es reciproca por ser está, auto reveladoramente la Realidad Responsable de nuestra Magnánima Majestad.
             

miércoles, 1 de febrero de 2012

EMOCIONADAMENTE



Salgo a dar un paseo virtual por esos mundos y me encuentro deslizadamente con el alma común, pues yo reclamo un pedazo de tanta hondura, amor, serenidad. Imágenes bellísimas que invitan a interiorizar la atención sobre los propios sentimientos que al tocarlos siquiera con un roce liguero de consciencia se revelan eternos de sentido. Amigos, no abrazados me envuelven con su luz y cariño, no pensaban en mi, o tal vez sí, quién puede estar seguro a estas alturas. Probablemente no ponemos cara a quien escribimos, ni cuerpo, ni mirada, pero intuimos que un algo muy potente, que engancha y nos anima a seguir derramando nuestro néctar del Alma, primorosamente, con cariño, tanto, que duele un poco, como si uno pariera un trozo de sí mismo y lo donara a la vida, sin otro gusto mayor que el del regalo. ¿Qué es esto, quién o qué lo provoca, dónde nos toca, qué inunda?. Yo, emocionada quisiera conectar con la humanidad toda, y contagiarla de un instante de paz, de amor, de gloria. Yo, emocionada, gesto un aroma a violetas para envolver la esencia que derrama mi amor por tus quimeras. Yo no soy más que una flor silvestre que perpetúa su especie confiando en el aire que transporta mis genes. Yo, no soy lo que quisiera, pero emocionadamente me entrego a la vida, porque estas tú y eso me llena.


lunes, 23 de enero de 2012

HUMANO, RECLAMA TU DIMENSIÓN ESPIRITUAL


Mujer, hombre hace tiempo, tanto que ya ni te acuerdas…, pero la hora ha llegado, es tiempo de que reclames lo que siempre te perteneció, tu verdadera esencia, tu “DIMENSIÓN ESPIRITUAL”, no dejes por más tiempo que otros la gestionen por ti. Un nuevo amanecer emerge y necesario se hace que estemos conectados con nuestra fuente. La Luz emerge con fuerza renovada de la oscuridad, abre tu corazón y deja que te inunde por entero. Los tiempos individualistas se agotaron es hora de integrar nuestra auténtica Dimensión, no nos sintamos por más tiempo huérfanos y dejemos que se exprese libre de ataduras, que brille en todo su esplendor, Solidariamente, Altruistamente…, Espiritualmente.



¡¡Alegrémonos, el tiempo ha llegado!!



martes, 6 de diciembre de 2011

LA MIRADA BELLA



En el eco silencioso de la noche, cuando todo duerme, hasta la luz, se activan recónditos lugares indefinidos de un mundo interno y profundo que se empeña en emerger, precisamente en dichas circunstancias…, luego, siempre me pregunto del porqué de ese caprichoso insomnio programado. En ese mundo mágico donde todo es posible, miles de ideas insólitas, pensamientos imposibles y un sortilegio de emociones que lo envuelven todo, surge una visita tardía que rigurosamente formal acude con gesto impertérrito, es como les diría yo, una especie de fábula de sensaciones, siempre misteriosa e ilusionante aun sin contener atisbo alguno de contenido intuido. Sencillamente llega como una onda de ánimos renovados, de esperanzas preñadas de sueños armoniosos, es la ilusión hecha materia y es que, se nota por dentro como le va inundando a una desde la base del cuerpo y, al mismo tiempo esa inundación obliga a que lo anteriormente contenido se escape por los poros de la piel. Te renuevas como cuando muda la flor más sensible, despacio, imperceptible a la vista, puesto que parece que nada acontece, pero por dentro ya lo creo que está teniendo lugar una transformación. Es más largo explicar el efecto de dicho fenómeno que el hecho mismo, pues todo sucede en milésimas de segundo pero se hace un éxtasis tan sublime en el alma que te parece estar tocando la eternidad literalmente y hasta le da tiempo a la mente a imaginar que posiblemente cuando se muere debe de sentirse una sensación aun mayor de liberación si cabe. Así, entre sensaciones inusuales van apareciendo reflexiones sobre asuntos sobresalientes, la vida, la muerte, los cambios, los fracasos, las perdidas, los proyectos, las familias, los hijos, la pareja… en fin, lo dicho, lo importante. Sin embargo, no solemos contemplar todos estos asuntos desde la perspectiva, el ángulo, el cristal, la actitud que nos puede facilitar el acto y más aún tomar consciencia de que lo que nos está pasando es algo realmente insólito. Darnos cuenta es tan especial y gozoso que si de verdad esto se enseñara en la escuela me atrevería a decir, que los niños irían al cole con un apresuramiento mañanero que ya lo quisieran para sí muchos adultos a la hora de incorporarse a su vigilia diaria. La Educación del Alma, seguramente decirlo así es un dislate de mi ego, ya que, el Alma probablemente todo lo sepa ya, bueno, no pretendo crear dudas a ese respecto, pero lo que de cualquier forma también parece muy probable, es que nuestra mente de todos los días, la que gobierna las cosas sencillas y pequeñas de la vida, no debe de estar muy enterada, puesto que hay muchas miradas vagas y distraídas por las calles como en busca incesante de la sorpresa mágica que les proporcione sentido y sensibilidad en sus vidas. Es desde esa necesidad que se adivina en los rostros anónimos en los que me miro y busco el reflejo de la vida, desde ese mismo punto que reclama a toque proclamado de estrepitoso silencio, que me hiere por dentro, desde donde les digo. Existe la mirada bella, esa cualidad humana que nos honra como la Naturaleza maravillosa que somos ya, sólo hay que descubrirla, desbrozar el camino de espinos o matojos que la tienen secuestrada en ese fondo de la oscuridad durmiente. Está ahí, esperando el beso del Amor fabricado desde la más íntima y sincera necesidad de darse al otro, una entrega sin condiciones, ni plazos, ni intereses.

      

martes, 24 de mayo de 2011

RE-EVOLUCIÓN VIRTUOSA


Por fin el aire trae sonidos de humanidad puesta en marcha, se han dado cita, estaba previsto en el programa de la vida, y se hacía de rogar. Imagino a los mayores, los luchadores de siempre, los que vieron surgir del lodo de entreguerras tanto y tan doloroso de pueblos enfrentados, las reivindicaciones a los poderosos, con aquellos medios que eran tan solo sus cuerpos maltrechos del hambre y la fatiga del alma. Me llegan como traídos por las alas del espíritu colectivo todas esas llamadas silenciosas que tantos y tantos guardaban en el fondo de su armario bien cerrado por temores y precauciones, desconfianzas de los cercanos, de los que también los tenían cercados, ideológicamente, claro. Cuánto se me alegra el cuerpo e “il cuore” de ver a los bien pertrechados de razones, estos jóvenes tan preparados, conocedores de la herramienta de su tiempo, el medio informático que los ha criado como son, curiosos, emprendedores, estimulados por miles de datos a la velocidad del rayo para sentirse satisfechos del acto de una comunicación eficaz. Qué maravilla de inteligencia índigo puesta en acción, pacífica, ingeniosa, organizada, sin búsquedas de protagonismos particulares, poniendo al grupo, la humanidad como beneficiaria en su conjunto. No son sólo los de aquí, tampoco son sólo los vecinos de comunidad pre-unificada, también están los otros, los del hambre perpetua, los cansados del alma colectiva, los que resisten sin miedos ni esperanzas, pues, asumen el testigo de la cara oculta de esa misma humanidad que se levanta sobre sí misma, espero y deseo para rescatarse de sus sombras y gastadas excusas.

Levántate hombre, mujer, ser, humanidad toda, no te detengas ante fronteras, razas, religiones, ni culturas. Levántate y anda, háblate con la trasparencia que necesitas, sabes lo que amas, lo justo, también lo necesario en la extensión y la intensidad del buen planteamiento. Hazte dueña de ti, crece, responsabilízate y levanta la mirada al cielo, los ángeles te guardan, son ellos, los que partieron antes, los padres, los abuelos, todos te asisten porque saben que este por fin, es hoy tu tiempo.

jueves, 12 de mayo de 2011

PIRUETAS DE LUZ

 
Hoy lo he visto, asomaba en el brillo de sus ojos, eran muchos, están en todas partes. Los que tienen mayor intensidad son los recién llegados, pero no están solos, otros les acompañan protegiéndoles, aunque estos últimos, son un poquito apagados comparativamente, lo cierto es que parecen nutrirse unos de otros en aquellos aspectos más complementarios.
 
Me pregunto, ¿cómo ha sucedido, cuándo, dónde estaba yo?. Aullando por los rincones de mi alma, rogando porque el milagro se manifestara y, de repente esta aquí, mientras lloraba su ausencia, antes incluso de prepararle justo recibimiento. Aunque esto no es del todo cierto, se trataba mas bien de curarme la herida, una eterna que palpita en el fondo de mi alma, la nostalgia del regreso a casa, no soy la única, lo sé, muchos otros la sienten como un reclamo incesante.
 
Hoy he comprendido algo esperanzador para mí, pensaba que ese dolor silente era algo limitador, una especie de estigma de poca validez para la gran labor, sin embargo, una luz diminuta, pero extraordinariamente certera, ha perforado mis sombras, luego, apenas un instante después, esa luz ha irradiado millones de chispas en todas las direcciones. Por ese minúsculo espacio temporal se ha iluminado una dimensión nueva ante mi mente. No he podido atraparla, como siempre, pero la reconozco sobradamente, ha sucedido otras veces. Sé que a partir de este momento llegaran cambios importantes a mi vida, algunos contundentes y arrasadores, otros más sutiles y ensoñados tal vez, pero todos ellos necesarios para mi renacer, lo acepto y deseo también.
 
Espero, muy profundamente, que al compartir estas sensaciones con el Universo, éste me devuelva el cómplice guiño del contacto con seres afines, para salir de este secreto espacio personalísimo y poner lo aprendido al servicio Global.
 
Espero, siempre anhelo, esas Piruetas de Luz.





viernes, 14 de enero de 2011

GATUNO REGALO


Como el llorar de un niño, en la lejanía un maullar con insistencia se entendía con tremenda urgencia, era una tarde lluviosa y oscura, cuatro semanas antes de las Navidades. Cuando por fin logramos dilucidar sus rasgos entre la oscuridad, lo que sobresalía sin lugar a dudas eran sus dos ojos grandes, muy abiertos, vivísimos y clamadores de muchas atenciones. Abrimos la ventana, llegaba tiritando y sin dejar un instante de insistirnos su demanda, comida, calor, leche caliente..., no sabíamos por dónde empezar y su urgencia se torno la nuestra, pusimos al fuego la leche, desmigamos un trocito de bizcocho, le secamos con una toalla que sabíamos quedaría para otras eventuales urgencias de la misma naturaleza y algo nos tocó por dentro, sería sin duda su toalla.

Pero venía marcado, en la punta de su oreja izquierda, un pequeño corte le daba la inequívoca señal identificativa, por un lado respiramos tranquilos, seguramente sería de algún vecino y tan sólo se había extraviado en la tempestad anticipativa del invierno. Le vimos lanzarse al comedero raudo y mientras devoraba el alimento mantuvimos el respetuoso silencio de la fuerte impresión que provoca la puesta en acción del instinto de supervivencia, era sólo un cachorrillo, de no más de cuatro meses, y ya tan luchador y resistente. Se metió debajo de la chimenea, en el pequeño espacio que elevan sus patas resistentes y que sostienen un vientre de ascuas ardientes de reconfortante amistad forjada. Con otro tipo de ardor del que no quema, pero que marca, se nos coló el animalillo en el corazón. Le dijimos adiós, cuando el tiempo mejoró y comprendimos que pedía salir de nuevo al mundo, suspiramos y recompusimos el ánimo.

Una anécdota del mundo natural que, como tantos otros aspectos, nos sale al encuentro cuando menos te lo esperas. Prácticamente olvidado el asunto y en un día bien diferente, el sol invitaba a la ronda habitual, un encuentro casual con un vecino, parada de charla de cosas del campo... de repente, un maullar recordatorio para el humano y una voz que el pequeño gatito identificó como amistosa. Resultaba no ser del vecindario, si no un apegado al barrio en busca de hogar. Lo intentaba con ahínco pero, el exceso de responsabilidades le demoraban su sitio. Siguió a su voz amiga, al rastro de los perros con su amo, valiente el chiquitillo se camuflaba en los setos, mas avisaba de su presencia y carácter inconfundible. Resistió los desaires para evitar más emociones, pero no cedía. Después de una tarde de espera y unos cuantos carretillos de leña picada, él seguía erguido con su diminuta figurita desafiando a la afilada hacha, sobre un tronco grande al que le tocará el turno sin duda, más avanzado el invierno.

Le abrimos de nuevo la puerta y él acepto el gesto, ahora está en la casa, tiene un sitio de honor, casi siempre nuestros regazos. Ha conseguido hacerse su hueco, entre el resto de animales, pues su personalidad no consiente confusiones, es Gandalf el Mago, de mirada penetrante y abarcante, antifaz de trazos grises y pecho blanco como la nieve. Respiraba mal, incluso alarmante, llevamos tres semanas de tratamiento y el buen amigo veterinario ha seguido con sensible amor al animal, la mejor atención de su profesión.

Ha comenzado el nuevo año y a estas alturas, creemos que nos ha adoptado transformándonos el corazón en un espacio de amor con puertas batientes, damos gracias al cielo por este Gatuno Regalo.





martes, 26 de octubre de 2010

HOMBRE ¿QUÉ HAS HECHO DE TI?


Teníamos un pacto, insististe hasta el infinito por este paraíso planetario hasta que lo conseguiste. Era ayer cuando ponías sobre el mantel del universo una propuesta que nos convenció a todos por sentida y honesta; prometías servicio, cuidados, mantenimiento, respeto por la vida y todo lo existente. Llegaste a ofrecer tu evolución como garantía de tu entrega, sabías que al conseguir el beneplácito de los Maestros nos comprometías a todos en tu empresa, fuiste advertido y no quisiste quedarte ahí al ir mas allá, pues solicitaste la muerte como proceso de Transformación con mayúsculas. Todo te fue concedido tal y como lo expusiste.

Hoy, asistimos de nuevo todos los entonces presentes, obedeciendo al pacto que creaste y aceptaste con fervor. Pediste también ser tú mismo el que te evaluara al final de la enseñanza y que los demás presenciáramos tu labor hasta el final. Bien, aquí nos tienes, servidores de mundos a la cita convenida. Hombre, criatura divina, dinos ¿qué has hecho de ti?.

viernes, 7 de mayo de 2010

PENSANDO EN TI


Vuelvo al camino y me he tropezado con tu mirada, grande, abierta y viva. No sé tu nombre, edad, ni procedencia y tengo ya tanto que agradecerte. Esos dos luceros negros, profundos, plagados de interrogantes y anhelos me han provocado la marcha. La marcha hacia adelante pero con decisión de marcar bien el ritmo y el destino, no la de tocata y fuga hacia ninguna parte a toda mecha.

Has tenido que sufrir todas tus perdidas de un golpe terrible y demoledor para que yo reaccionara, debo pedirte perdón, pues tú ya existías antes que nada. Eras como todos los demás un alma errante, que valiente un día descendió al paraíso prometido y se encontró que estaba en obras, chapuzas mas bien.

Somos un poco desastrosos y muy descuidados con el Amor al prójimo, va a ser que tampoco nos queremos bien a nosotros mismos, si no esto no puede entenderse. ¿Quién nos dará la luz cuando oscurezca fuera y tengamos el alma apagada en las entrañas?. Cómo puede ser que, sólo pensando en ti, renuevo fuerzas para replantearme mi vida.

viernes, 16 de abril de 2010

DESPERTAR


Hay una música profunda viajando por el Cosmos, las esferas que habitan el universo vibran en un nuevo sentir y sus ecos viajan a velocidades supersónicas, expandiéndose y llenándolo todo con serenos impulsos de Paz y Amor.

Esas energías arriban a nuestras orillas interpenetrando las capas, sutiles, electromagnéticas, atmosféricas, biosféricas, placas tectónicas, mares, hielos, rocas y minerales, venas gaseosas, áuricas…, hasta alcanzar el corazón del planeta Tierra. El Magma de su mar central incandescente late impulsado por una fuerza renovada. El mundo se revuelve, sacude y tiembla como un adolescente sintiéndose provocada por cambios intensos..., los humanos sentimos, sufrimos las consecuencias de su transformación.

No somos ajenos, ni mucho menos, estamos totalmente condicionados, implicados en cuerpo y alma con el planeta y, aunque lo hubiéramos olvidado o guardado en el fondo de un cofre que arrojamos lejos de nuestra consciencia, lo cierto es que han hecho falta dolores, penas, desastres naturales para que volviéramos a dirigir la atención de donde nunca debería haberse ido. Somos el Planeta y Él es Nosotros.

Las estaciones llegan abruptamente a la superficie, la savia emerge con violencia hasta las yemas tímidas hasta hace dos días y hoy, se abren a la luz de un sol que se mezcla con vientos veloces, ciclogénesis, inundaciones, olas de frío/calor, temblores. Nuestro cuerpo, nuestra salud, estado anímico, se solidariza con la brusquedad de los cambios y fluctúan al unísono obligándonos a profundizar en la conexión con nuestra propia vida, historia personal, emociones íntimas, al mismo tiempo que se refleja en el exterior de nuestras vivencias, relaciones, amistades, familiares, todo lo que está sucediendo multidimensionalmente en el Mundo Entero.

La vida está despertando a otro nivel de su evolución, nosotros irremediablemente vamos a ir acompañando esta transformación, es hora de Despertar y demostrar que estamos presentes y conscientes en este Mágico y Transcendente Despertar Global.



jueves, 18 de marzo de 2010

UN LUCERO DUERME


Ahí está, como una alfombrilla al sol, su pequeño cuerpo de un mes en esta tierra apenas es una manchita oscura en el verde campo. Lucha contra el sueño porque quiere estar presente en cada instante de su vida, tiene tanta energía que te agota con solo observarle. Mientras su padre y hermano juegan en el prado vecino, él disfruta de la tranquilidad de la presencia de su mamá vigilante a su cuidado.

Se tumba por momentos entre la hierba y parece que ésta le hace una cuna a su medida, recoge una patita delantera mientras las restantes relajadas se extienden plácidas al cielo, la tripilla se infla al cielo y su pelaje negro tizón brilla acharolado al sol que juega con las nubes. Todo él parece un peluche, sin embargo, ese relax se mantiene a medias, su morrete denota cierta tensión, pero sólo es por un segundo mientras se termina por rendir al sueño que necesita, aun quedaran como vigías sus orejillas delatando parabólicamente su vigilia automática, es una presa.

Mientras él confía, el entorno le envuelve, el viento le trae ecos de otras manadas, las sombras que planean sobre el valle pertenecen a los cuidadores del cielo y velan sus sueños. La familia está cerca y la vida, sólo es un mágico instante sucedido por otro recorriendo el espacio sin fin.

lunes, 15 de febrero de 2010

EL SÉPTIMO VELO


Y decidió la doncella deslizar su último velo, un ligero nudo lo unía a la red de su recogido cabello, un pequeño gesto y un tobogán de dulzura fue revelando la belleza de su pelo negro, un brillo intenso y sano iluminaba con su contraste la blancura que hasta entonces lo guardaba.

Los invitados al festejo no daban crédito a las intensidades de sus sensaciones, sólo un gesto los delataba como los entusiasmados que eran y sin duda las bocas abiertas dejaron su huella para la posteridad, -no es para menos- se justificaban unos a otros pues la escena no tenía parangón.

Mas allá del sonido de las flautas y los olores que despedían las guirnaldas de flores al flotar en el ambiente cual nube de colores, miles de pétalos de las más bellas flores revoloteaban con la suave brisa de Mayo. Fue en ese instante que los gestos parecieron salirse de su encuadre natural, las caras ya no contenían mas sentimientos ni asombros, todo se desbordaba, cuando no pudiendo imaginar más, la verdad más bella se fue descubriendo tras ese ultimo y séptimo velo blanquísimo de la doncella.

Si decir bella es mucho, se nos queda corto el lenguaje. Si describir asombro y deleite es privilegio del gesto humano, no le llegamos con nuestra mejor expresión del rostro. Si alguna vez quisimos imaginar en nuestros mejores ensueños lo precioso de la vida, ni por mucho nos acercamos siquiera a sospechar tal nivel de perfección.

No eran ojos, ni nariz ni boca lo que el descubrimiento desveló, ni siquiera eran una figura, una piel un aroma o el brillo de una luz lo que allí se mostraban como el CANON de lo superior y magnifico. No se daba crédito y, sin embargo, en los gestos reflejados de la visión extraordinaria había un asentimiento profundo del resonar de lo cierto y lo autentico que sólo el corazón puede reconocer.

Mil caras se reflejaban en el limpísimo cristal de la belleza pura, todas las razas se atisbaban en su tesoro contenido, los colores de la variedad más extensa, el calor más tibio y confortable, la más mágica de todas las verdades se revelaba con la sencillez de quien se sabe UNO con TODO y simplemente UNO en sí mismo.

No es una doncella, ni una figura humana, no un idioma, ni raza, ni filosofía, ni ciencia circunscrita a una época o historia determinada. No, sólo UNO y en ello el más misterioso de los múltiples sentidos, el rostro del Amor hecho un gesto de complicidad con la raza humana que lo observa, y al instante siguiente o a la vez en el tiempo, ese mismo gesto interpretado desde otro nivel de comprensión con otro ser distinto que le dirige su atención, animal, mineral, elemento puro o variante en su multiplicidad.

El séptimo velo desveló la verdad desnuda con tal sencillez y confianza que no pudo ser resistida en su tentación más profunda. El ser humano tiene un recorrido interno indispensable que hacerse por y pro sí mismo. Ese viaje es único, singular, intransferible y sin duda ninguna, el más rico tesoro por descubrir en uno mismo. La belleza es tu reino, la pureza tu signo, el poder el sello que te honra y el AMOR tu único destino.


viernes, 5 de febrero de 2010

CUANDO HUYEN LAS SOMBRAS

En esa hora hechizada del día, cuando el cielo se va apagando y algo envuelve el aire hasta transformarlo en el encuadre del paisaje, comienza el proceso de interiorización de las almas, es como un timbre silente que asciende desde fondos insondables aún, para ir volcando en el instante presente, en la atención que se decide libremente mantener en vigilia y, todo sucede. Observar la transformación de la luz, el brillo y matices del ensobrado violeta sobre montado por las colinas hasta convertirlo en un gris plata que inunda la emoción hasta desbordarla, mansa, serena, invitada de lujo en los preludios deseados a tal efecto.

Imperceptiblemente la luz invierte su fuente, abandona las alturas para descender y empaparse en la Tierra, el verde alcanza luminosidad fosforescente en la copa de los árboles, los picos descarados devuelven con orgullo reflejos de poder prestado por el Sol y parecen provocarle a que repita la gesta una vez más, como un duelo de intenciones comprendidas por ambas partes y, sin embargo, eternamente apostados con placer y complicidad.

Todo quedará aquí, todo ha estado siempre aquí, algunos pasean la mirada sin ver los detalles, otros gravan en sus pupilas un cliché estandarizado pues consiguen conciliar su visión a las expectativas indicadas. Algunos, callan y mantienen los ojos fijos en un punto invisible para el resto, permanecen un tiempo así como hipnotizados por algo que ya no está fuera, le han dado permiso a su ser más elevado, el relevo de la dirección.

Piden quedarse, amanecer en el estado de quietud que han conquistado y tanto bien les hace, desayunar en silencio, saboreando el folclore de tonos naranjas y violetas con los que se enseñorea el sol al despertar. Casi ni preguntan, apenas un par de pinceladas tímidas en asuntos prácticos y cotidianos, aún siguen dentro de sí mismos. Transcurren los quehaceres habituales, la casa, comida, algo de huerta o jardín, un poco de cariño a los caballos, caricias a los animalitos pequeños que les acompañan y les solicitan unas caricias.

Vuelve la noche, el cielo se enciende de estrellas, un calor aromático emerge de la tierra y embriaga las sensibilidades deseosas de absorber lo que la vida les brinda sin contrapartida. Lloran, se dicen susurros a sí mismos, pasean o toman una infusión de flores percibiéndose más y más adentro mientras se dejan invadir por la vida de fuera. Algunos cantan, tararean nanas de la infancia, canciones de su niñez, recuerdos guardados en un baúl intangible que ha dormido un profundo y largo sueño, pero que por fin despierta.

Dulce y mansamente el encuentro se acaba, abrazos, bellas palabras de agradecimiento, regresan a sus casas, retoman un ritmo que conocen pero que no es el de ellos, ahora conocen la clave interior de su esencia y recordarán el camino de regreso a casa poco a poco, a medida que las sombras huyen de sus vidas.

lunes, 30 de noviembre de 2009

DERROCHES

Si por un instante detuviéramos las prisas, consecuciones, búsquedas errantes de pseudo felicidades. Si sólo por un intenso y profundo instante lográramos conectar con la esencia que nos anima, que lo anima Todo, qué maravilla de descubrimiento comprobar el Derroche de Luz Solar que nos inunda, el verde del campo, el susurro del bosque en las alturas montañesas, el trino armónico de las aves coloreando de matices el aire, la brisa que acaricia el mar de trigo de las mesetas, el rizo simpático de las crestas alegres de las olas al llegar felices a su destino playero. Contemplar con embeleso al terminar del día, el atenuarse de los tonos pastel del horizonte recortando las distancias de los valles y las cimas rocosas que descaradas nos saludan con una inclinación de sombras cómplices con la luna a punto de hacer su desfile ante el mirador privilegiado de la Tierra que la atrae incesantemente.

Qué Derroche de bondades, traducción generosísima de la inteligencia natural del Cosmos, nuestro hogar sin limites ni barreras, libre para moldearlo cual juego infantil instigador de la imaginación.

El afecto por lo creado, por el regalo de un presente sin parangón, información al alcance de todos, avances técnicos con capacidades de extensión mundial. El Cariño de los familiares más aventajados en la experiencia, deseosos de pasar el testigo de sus tesoros encontrados a lo largo de la Vida. Cuánta magia llena de amor y consuelo, qué derroche de recursos, de medios para repartirlos allá donde sea menester.

Qué Derroche de Humanidad, tantos millones de personas habitando este pequeño planeta azul, nave celeste surcando el infinito, en la Paz interior de saberse gobernada por la mente universal de la que todos también formamos parte. Cuánta confianza depositada en el Ser humano. Dios mío...
¡¡ QUÉ DERROCHE!!
..................................................................................

lunes, 14 de septiembre de 2009

LÁGRIMAS DE MAR





Andaba por los cielos distraída paseando la vista en el jardín que es este Edén del Mediodía. Quería recoger un ramo de flores tricolor para adornar el recibidor pensando que a ti te agradaría. Sin embargo, un sollozo arrebatador por intensamente contenido me sacó bruscamente del embrujo para obligarme a aterrizar forzosamente a su cuidado.

Era una Lágrima pequeña algo manchada por la arena que llegaba desorientada por la pena. Le pregunte ¿qué sucede que estás tan alejada de la costa?, no contestó, quedose muy quietita y temblorosa, tanto que temí se deshiciera y con ella la rara posibilidad de entablar conversación curiosa donde quiera que se busque comunicar con lo imposible. Insistí y al rato de guardar respeto y calma, me contestó con gesto de temer no ser bien contemplada.
Lágrima.- Me escapé de mi casa, buscaba una aventura y conocer otros mundos más variables que esa masa de agua inabarcable.
Jardinera.- Eso está bien, - le daba coba para mantener la magia insospechada de aquel día de abril- ¿habrás avisado que te ibas?
Lágrima.- No, el caso es que no quiero dar un susto en casa, pero no se darán cuenta de que falto, soy pequeña y no se notará mi ausencia.
Jardinera.- Es posible, más de cualquier forma, lo sensato será mandar un ave que les dé razón de tu arribar a mi puerto de bosques y montañas, para que sepan que pueden venir a recogerte y no se pierdan en intentos inútilmente.
Lágrima.- No creas, no se esforzaran mucho por mí, ya te he dicho que no me ven, no saben ni que existo, en todo caso si lo sintieran será porque les faltara recuento en la despensa.
Jardinera.- ¿A qué despensa te refieres, no tenía noticias de ese lugar, será acaso que los mares se nutren de sirenas?
Lágrima.- No te burles de mi, no soy sirena. Bien se ve que soy una pequeña gota de mar, saladita y ...
Jardinera.- Por qué callas, continua, saladita y..., ¿a qué te refieres con saladita?
Lágrima.- Es que, como no sabía qué me encontraría fuera, cargué mi alforja de sal por si hiciera falta añadirla en otras aguas que fluyen sonrientes entre verdes paisajes y que yo busco para vivir corrientes y saltos de alturas sorprendentes.
Jardinera.- Así que, aventuras y conocer mundo, es lo que te ha hecho abandonar tu hogar y meterte en asuntos de carácter muy sobresaliente. Y sabes que si andas muy alejada de tu gente y si aumenta el calor tu líquido preciado se evaporará rápidamente?
Lágrima.- Algo sé, pero quisiera encontrar esas aguas especiales para jugar y vivir sus naturales vidas antes de regresar a la Mar, madre de todas.
Jardinera.- Ya veo, no hay quien te cambie de opinión, bien, es tu derecho. Voy a ayudarte a conseguir tu sueño. Pero tendrás que confiar en mí más que en nadie y más de lo que sospechaste te hiciera falta nunca.
Lágrima.- Sí, sí. Así lo haré, no hay problema, haré lo que me ordenes y será te lo prometo, muy convencidamente.
Jardinera.- Voy a acercar mis labios a tu cuerpo y tendrás que dejarte sorber por mi sistema, luego aunque duermas un sueño que pudiera parecerte demasiado prolongado para tu naturaleza acostumbrada a vivirte en las anchuras oceánicas, deberás mantenerte confiada.
Lágrima.- ¿Qué pretendes, beberme,? no es ese el trato, yo moriré en tu cuerpo sin remedio y nunca veré el agua dulce de mis sueños, además no deseo morir sólo cambiar de estado.
Jardinera.- Ya te lo dije, no lo comprenderás hasta que lo experimentes y además es un asunto de máxima confianza. Sé bien que lo que pido es exigente, pero eres tú quien quiere transformarse, yo sólo te presto mi materia.

Un silencio se hizo en los espacios, mundos que lucharon a golpes estrellados, la lágrima sentía el calor en aumento al mediodía y sabía que el tiempo no demoraría el paso a su agonía.

Lágrima.- Está bien, no puedo hacer más, eres el único ser que me ha visto, no puedo esperar, acepto el trato.
Jardinera.- Bien, no mantendré sin sentido tu objetivo, mas hubiera sido mejor que me apreciaras por tu libre albedrío, sin sentirte presionada por molestias que amenazan tu natural y principal estado.

Así, la gotita de sal fue succionada por labios de pétalos de flor de la mandada, que no pretendió jamás ni beber ni consumir su esencia, mas al instante la gotita fue acomodada en torrentes imposibles, no supo cómo, pero se vio instalada en la antesala de otras aguas arrulladoras que esperaban. En esa dulce quietud la gota se mecía, en el movimiento vivió experiencias no sólo desconocidas, mas bien absolutamente para ella y otros mares, simplemente del todo insospechadas. El tiempo transcurrió sin agonía, aprendió a comprenderse despacio en compañía de aguas afines y formas de sentir reveladoras. La naturaleza de su energía vital le hablaba cada día y también cada día aumentaba el coloquio con la extensión de una morada que cambiante la invitaba a descubrir los múltiples espacios siderales que están en el interior de un ente humano y que son fuente y portadores de regalos, en forma de minúsculas gotas.

Un buen día, temprano para ella, la Jardinera fue al manantial de un agua especialísima, surgía de profundidades insondables y se acercó a ellas cantarina. La melodía flotaba encandilando a los árboles, las aves, las corrientes de aire que peinaban los prados. Tal delicadeza era intencionada pues llevaba una misión secreta en sus entrañas. Recordando mecida por la música, la Jardinera prestó su sensibilidad a la empresa por la que un día fue suplicantemente demandada. Lloró con suave trascendencia pues debía verter el fruto de su ser a la contienda. La lágrima brotó y en sus humores salió mezclada con sus dones, la renovada gota por sorpresa. Ésta se vio de pronto en las afueras de un mundo que había aprendido a transitar con familiar soltura. Resbaló sin querer por la mejilla se aferró rauda a la comisura de un labio que en su cómplice mueca le regaló un beso de seda acompañado de un soplido de amor para depositarlo con un triple mortal en el caudal arroyo que la llevó por siempre al mundo del asombro.

Esta Lágrima de Mar, no se ha olvidado, vivió su sueño, se transformó, viajó, sumó experiencias y ahora ha puesto un centro por escuela, para mostrar los dones bien guardados por aguas mucho más que soñadoras, sencillamente, de vidas turbulentas, donde el secreto y tesoro de la esencia brota al son de la curiosidad, valentía y encanto por la senda.

La Jardinera llora por las gotas que debe derramar sin pretenderlo porque hay quien inconscientemente solicita de ella que haga el trabajo duro de guiarlo desde una cuna de emociones inundada hasta... su sueño Amado.




miércoles, 12 de agosto de 2009

VUELVO A TI


Amor al que no olvido aunque me aleje momentáneamente a mi austero retiro.
Te busco en la espesura del calor veraniego y,
cuanto más me empeño más te escurres como agua entre los dedos.
Pero sé que no hay pérdida si me deja el destino prorrogar el contrato convenido. Regresaré a ti sin desatino alguno,
pues conoces mi ritmo y cuando el sol se ponga detrás de mi horizonte,
me meceré de nuevo en tu regazo.

Índigo origen y destino,
tránsito irremediable y adorado,
no me faltes siquiera de soslayo,
pues yo amo los tonos y silencios
que componen tu canto.

lunes, 22 de junio de 2009

VICENTE FERRER EN EL CORAZÓN


QUE TU PAZ, TU LUZ Y TU AMOR BRILLEN SOBRE LA TIERRA
-----------------------------------

PÉTALOS DE FUEGO

Queridas hebras de vida que habéis dormido el ardiente aliento de la belleza hecha flor durante mil noventa y cinco días, tiempo que hemos velado el verde de las hojas de la Amaryllis prometida, buscando el espacio apropiado, la luz oblicua, la temperatura ideal..., por fin has llegado, te has hecho desear hasta el límite de la paciencia jardinera. Hoy estás entre nosotros alegrando el ánimo hasta de soslayo, sin mirarte siquiera, tu presencia inunda los rincones del hogar, destellos de rojo fulgor despide la triple flor de este milagro.
¿Cómo has tardado tanto?, No podíamos imaginar que tu ritmo fuera tan reposado, has tenido que escuchar múltiples comentarios, soliloquios incluso, canciones tarareadas distraídamente mientras las horas hacían su particular encaje en el vientre oscuro de tu tiesto sencillo en el rincón del estante.
Cuántos secretos guardas, confesados al silencio de la estancia reducida del Cuco de la Golondrina.
Será tal vez, por todo esto, que tu belleza se desborda a los cuatro puntos cardinales, incluso esa pequeña flor que a modo de proyecto ha quedado sacrificada para mayor gloria de sus hermanas.
Amaryllis, flor de fuego, destellos de cristal, tú que conoces el sabor del tiempo en su discurrir intra terra, germina con tu Amor las semillas de mis secretos más preciados y ayúdales a surgir a la superficie del Planeta.

miércoles, 6 de mayo de 2009

CORNUCOPIAS A DISCRECION


Entre el Sueño y la Vigilia hay un espacio entre nieblas de algodón violetas y magentas que invitan con silbidos sinuosos a mecerse en su regazo. Cuando quieres prolongar la sensación de pertenencia a los mundos de Morfeo, sólo hay que dejarse estar ahí, si lo haces te encontrarás viajando en una mezcolanza maravillosa de abandonos y distensiones con percepciones de otras dimensiones, la Ensoñación.

Ensoñando un mundo particular y a la medida nos permitimos el lujo de incorporar los ingredientes preferidos al gusto del consumidor. Vamos allá y dejémonos invadir por el mundo de lo fantástico.

Desde el centro de quietud donde el sueño emerge de sus profundidades y te va posando dulcemente en la superficie del amanecer, la luz va ampliando su espacio vital y le gana territorio a la luz nocturna de los mundos oníricos. Suavemente, ligeros y aéreos los cuerpos flotan, hasta elevar el vuelo relajante del visitante de los mundos del arco iris. Por encima del suelo nos movemos raudos, libres, tan ágiles que la facilidad es suprema, volteretas, piruetas miles, tirabuzones y triples acrobacias son nuestra natural manera de vivirnos.

Somos invitados de honor en los mundos de los señores de la Ensoñación, Magos, Druidas, Chamanes, Hadas y Vedas de todos los niveles nos regalan entre pases de capacidades supranormales, las activaciones de nuestros poderes dormidos. Comienzan los despertares por doquier como florece la primavera a la orden del ritmo de los astros.

Una lluvia de chispeante Luz Índigo y Plata nos cosquillea el Alma, la sonrisa es su contagio natural y los pulmones se transforman en la maquinaria más versátil jamás ideada. Buceamos en el profundo azul de un Todo teñido con toda la gama de los colores más vivos del Universo. Volamos a braza, nadamos a pleno pulmón, todo es posible y mucho más, porque es nuestra ilusión hecha realidad. Sirenas, Pegasos, Dragones, Delfines, Unicornios nos acompañan como los amigos que son, es extraordinario sumergirse en la maravilla imaginativa y compartida de los aspirantes a Ángeles Guías. ¡
Ah! Que no lo había dicho, pues sí, somos aprendices de una labor muy digna y precisa, ni más ni menos que Ángeles Guías, y debemos aplicarnos a ello con un ritmo alegre, pues ya esta haciendo mucha falta.

Continuemos con el disfrute de la Ensoñación. Éste es el momento, donde pueden y deben crear su propio Universo, pero como quiera que sea estamos inmersos en estos lares, por favor acompáñennos en esta aventura nuestra que también quiere ser suya.

Volando, y volando, surcando los espacios infinitos del espíritu trasgresor e imaginativo queremos idear el propósito hecho imágenes, sensaciones que alimente nuestros espacios más íntimos y eternos, disfrutando con todos nuestros queridos amigos hijos de la fantasía infantil e inocente, regresamos a la edad sin tiempo para gozarnos con todos los que han sido y serán, los que estuvieron y se fueron llamados por ser buenos y preciadísimos seres. Cantan las ondinas, danzan las salamandras y en el teatro del mundo flotante estamos contentos y expectantes del instante siguiente. No nos falta razón pues sospechado y hecho, es la ley que rige el orden del mundo ensoñado. Subiendo alto, muy alto, cada vez más arriba, en dirección a la Luna, podemos ir contemplando a la Pequeña Tierra como se va encogiendo en la distancia y nos invade un sentimiento de protección y compasión construido de jirones dulces y aromáticos que emanan de la niñez casi olvidada. Gracias que estos espacios nos permiten disfrutar del milagro renaciente de los recuerdos bellos.

En esa ascensión llegamos al Satélite nacarado y lunar que nos adorna elegante las mejores noches del verano. Es una atalaya de honor y sus habitantes, los Selenitas, nos reciben con cariño desbordante, se deshacen en atenciones y afectos que traducen en gestos donde nada queda al azar, Ambrosías y Néctar de todos los rincones del universo han sido amorosamente elaborados para nuestro disfrute, la música parece flotar en hilos brillantísimos ante nosotros como si se esforzaran en un gesto imposible por deleitarnos. La emoción va en aumento, la felicidad desborda el corazón que brinca de alegría en el pecho que se enciende a intermitencias con besos que se le escapan entre carcajadas. No puede haber dicha mayor pues todo se ha confabulado para lograr el Milagro. Un gesto de la Luna y todos miramos con obediencia sutil a la Frágil Tierra que emana hebras de luz azul hacia el Satélite. La llama y suplica su complicidad, pacto antiguo y siempre vigente entre los astros celestiales. Nosotros nos hemos convertido en guerreros pacificos del Satélite y como un solo ser acudimos al rescate, siembra y cultivo de la energía que la Tierra nos demanda. Somos muchos, el cielo se cubre de chispas doradas, que contienen todos los brillos, sonidos y aromas. Raudos como polvo de estrellas difuminamos el alma azul de los Ángeles Guías sobre la superficie planetaria, y al aletear mezclamos genialmente sus esencias. Al posarse en las primeras capas del Aura Terrestre el espectáculo se va sirviendo de la más pura imaginación, grandes Cornucopias de transparente concha se instalan sobre los países, otras más pequeñas lo hacen igualmente sobre los pueblos y también las más chiquitas y traviesas revolotean los hogares de los hombres. Desde el Universo millones de espectadores de naturalezas infinitas aplauden calurosamente el espectáculo sin par. Todas las estrellas emiten fogonazos de energía vibrante de felicidad que dirigen con pleitesía a la Renacida Tierra, hija de los hombres de Rebelde Espíritu y Madura Libertad.

Que esta contribución os haga sentir especiales y felicites por saberos poseedores de una Cornucopia exclusiva y generosa que colma todos los buenos deseos.


Llegan noticias de que va a tener lugar una ceremonia donde nos premiarán con un par de Alas Irisadas y Ensoñadas. Impacientes esperamos la ansiada Invitación que nos indique, espacio y tiempo. Sospechamos que será muy cerca de las estrellas.